INTELIGENCIAS MÚLTIPLES

Según la teoría de Gardner, todos los seres humanos son capaces de conocer el mundo de siete modos diferentes. A través del lenguaje, del análisis lógico-matemático, de la representación espacial, del pensamiento musical, del uso del cuerpo para resolver problemas o hacer cosas, de una comprensión de los demás individuos y de una comprensión de nosotros mismos. Donde los individuos se diferencian es en la intensidad de estas inteligencias y en las formas en que recurre a esas mismas inteligencias y se las combina para llevar a cabo diferentes labores, para solucionar problemas diversos y progresar en distintos ámbitos.

Las personas aprenden, representan y utilizan el saber de muchos y diferentes modos. Estas diferencias desafían al sistema educativo que supone que todo el mundo puede aprender las mismas materias del mismo modo y que basta con una medida uniforme y universal para poner a prueba el aprendizaje de los alumnos.

Esta teoría sostiene que los alumnos estarían mejor preparados si las disciplinas fueran presentadas en diferentes modalidades y el aprendizaje fuera evaluable  a través de la variedad de los medios.

Las inteligencias de las que habla Gardner son las siguientes:

                                             LINGÜÍSTICA
Es la capacidad de usar palabras de manera efectiva, creativa y funcional, ya sea de manera verbal o escrita. Quienes desarrollan más esta inteligencia lingüística, tienden a escribir cuentos o poemas, leer mucho, aprender idiomas o contar chistes.
¿Cómo desarrollarla?
Resolver juegos de palabras, crucigramas, sopas de letras; realizar acrósticos y leer variedad de libros.



VISUAL – ESPACIAL

Se relaciona con las imágenes. Es la que permite visualizar objetos mentalmente, comprender su composición y comparar colores. Con ella se forma un modelo mental del mundo en tres dimensiones. Se considera que juega un papel muy importante en el pensamiento, pues los especialistas argumentan que el niño no puede pensar con claridad sobre un proceso o concepto sin tener una imagen mental del mismo. A las personas que destacan en esta inteligencia suele gustarles el dibujo, el arte, el diseño, la fotografía o la arquitectura.
¿Cómo desarrollarla?
Utilizar legos para crear planos tridimensionales, hacer puzzles, dibujar y asistir a museos de arte que organicen talleres.
NATURALISTA
Es la capacidad de distinguir, clasificar y utilizar elementos del medio ambiente tanto urbano como rural. Quienes desarrollan más esta inteligencia tienen habilidades de observación, experimentación, reflexión y cuestionamiento del entorno. Se puede observar en niños que aman los animales y las plantas, que reconocen y les gusta investigar características del mundo natural.
¿Cómo desarrollarla?
Coleccionar y catalogar ejemplares biológicos y geológicos como plumas, hojas y rocas; realizar actividades de jardinería, cultivar plantas o realizar actividades de reciclaje; observar documentales de naturaleza.
CORPORAL-CINESTÉTICA
Permite tener un mejor control del cuerpo para realizar actividades, resolver problemas y expresarse con él. Destacan las habilidades de manipulación de objetos con el cuerpo y el dominio del espacio físico en donde se lleva a cabo la actividad. Es la inteligencia de los deportistas, artesanos, cirujanos y bailarines.
¿Cómo desarrollarla?
Practicar deportes, utilizar el cuerpo como medio de expresión a través de mimo, baile o teatro; realizar manualidades, artesanía e incluso actividades domésticas.

LÓGICO-MATEMÁTICA
Es la que ayuda a resolver problemas y algoritmos, memorizar números o datos y comprender la lógica de las cosas. Corresponde con el modo de pensamiento del hemisferio izquierdo del cerebro, el hemisferio lógico, y con lo que la cultura occidental consideró, durante siglos, como la única inteligencia.
¿Cómo desarrollarla?
Resolver acertijos, adivinanzas y problemas matemáticos; jugar al ajedrez y hacer sudokus; ver documentales de televisión sobre ciencia, investigación o negocios y visitar museos de tecnología.

                                                             MUSICAL
Permite apreciar y distinguir los ritmos, las melodías, las diferentes estructuras musicales, el timbre, el tono y los instrumentos que participan en una pieza. Quienes la poseen suelen escuchar estilos variados de música, tararean o silban melodías, leen o escriben música y tocan instrumentos.
¿Cómo desarrollarla?
Tomar clases de canto, escuchar música de todo el mundo, practicar un instrumento o escribir canciones. Al igual que en las otras inteligencias, la labor de estímulo de los padres es vital en el desarrollo de la inteligencia musical, pues el crecer en un espacio donde la música sea parte de la rutina diaria ayuda a desarrollar el oído.

INTERPERSONAL
Es la que permite comprender a los demás y relacionarse con ellos. Tiene que ver con la capacidad de entender a otras personas y trabajar con ellas. En el núcleo de esta inteligencia está la capacidad para observar y hacer distinciones entre otros individuos, sus emociones e intenciones. Como consecuencia de esto, los niños son sensibles y muestran un interés activo por los demás.
¿Cómo desarrollarla?
Realizar actividades de grupo como juegos de mesa o trabajo en equipo y participar en reuniones creativas, clubes o asociaciones estudiantiles.

INTRAPERSONAL
Se apoya en la capacidad de mirar hacia adentro y formarse una imagen adecuada de sí mismo y de la forma de comportarse; comprender lo que se siente y por qué, cuáles son sus puntos fuertes y en cuáles puede mejorar, tener objetivos y una idea clara de cómo alcanzarlos.
¿Cómo desarrollarla?
Escribir un diario, realizar test de personalidad, tener momentos de introspección diaria, hacer una lista de metas y jugar juegos individuales.